10 tips para comprar el Smart TV ideal para vos

Al principio, comprar un buen Smart TV puede parecer lo más fácil del mundo. Encontras un televisor, realizas el pago y te lo llevas a casa, ¿cierto?

Sin embargo, las cosas no siempre son tan sencillas. Existe una amplia gama de televisores, cada uno con su propia combinación única de tecnologías, lo que significa que encontrar el televisor adecuado requerirá más esfuerzo del que pensabas. 

Ya sea que estés buscando un Smart TV nuevo específicamente para ver partidos deportivos, para ver una serie de Netflix en tu habitación o simplemente para que te hagan compañía las novelas de canal de aire, no hay una pantalla única para todos.

Hemos reunido las preguntas más importantes que debés hacerte al comprar un Smart TV nuevo, desde el tamaño de la pantalla hasta los parlantes y cualquier otra cosa que puedas necesitar.

Cuando hayas terminado esta guía, serás la peor pesadilla de un vendedor de televisión: un cliente que realmente sabe de lo que está hablando.

Qué tener en cuenta para comprar un Smart TV

1. Tamaño de pantalla

La gama de tamaños de pantalla disponibles en la actualidad es inmensa, abarcando desde 14 pulgadas hasta más de 100 pulgadas. 

Entonces, ¿Cómo sabés cuál es el tamaño adecuado para vos?

Hay algunos tamaños más comunes para  medir primero. Se puede decir que 55 pulgadas es el tamaño de Smart TV más común estos días, lo que significa que la mayoría de los televisores nuevos vienen en un modelo de 55 pulgadas. 

Los mejores Smart TV de 65 pulgadas también tienen una gran demanda, y luego siguen los de tamaños de 75 pulgadas y superiores, aunque realmente necesitarás mucho espacio para ubicarlos. 

Los tamaños más pequeños, como 32 y 40 pulgadas, son más fáciles de colocar en espacios más reducidos y no dominarán tanto en tu hogar.

Recomendamos llevar una cinta métrica a la pared de su living (o donde planees colocarlo) para asegurarte de que las dimensiones de tu Smart TV encajen donde lo quieras.

¡A saber! El número de pulgadas es la longitud diagonal de la pantalla del televisor, desde la esquina inferior hasta la esquina superior del otro lado.

La distancia a la que estarás sentado delante del Smart TV también es importante. 

Recomendamos asegurarte de que el tamaño de tu pantalla sea aproximadamente el doble de la distancia entre el televisor y tu asiento. 

Por ejemplo, para un televisor de 40 pulgadas, querrás sentarse a una distancia de 1.5 a 2 metros (80 pulgadas). Para un televisor de 65 pulgadas, eso sube de 3 a 3.5 metros; para un televisor de 55 pulgadas, eso es 2.5 a 3 metros. 

Ciertamente, podés meter una pantalla más grande en un espacio más pequeño, estos cálculos no los tenés que cumplir estrictamente, pero ten en cuenta que podría ser bastante abrumador y dominante un televisor tan grande en espacio chico.

2. Montaje en pared 

Algunos Smart TV se fabrican específicamente pensando en el montaje en la pared. 

Mucha gente piensa que les gustaría montar en la pared sus nuevos Smart TV. Sin embargo, sabemos que muy pocos de nosotros realmente lo hacemos.

Sin embargo, si estás seguro de que esto funcionará para vos, hay algunas cosas a considerar. 

En primer lugar, recordá que el televisor estará pegado a la pared y, por lo tanto, un poco más alejado de los asientos, por lo que es posible que quieras aumentar el tamaño de la pantalla.

En segundo lugar, pensá en televisores diseñados para usarse con soportes de perfil ultrabajo, de modo que sobresalgan lo menos posible de la pared. 

Dado que muchos televisores no se envían con soportes de pared incluidos por lo que tendrás que comprarlo aparte. Podrás elegir entre muchos tipos de montajes en distintos rangos de precios. Busca un televisor con posiciones de tornillos de montaje en pared compatibles con el soporte. 

Otra cosa a tener en cuenta si estás pensando en montar un televisor en la pared son los ángulos de visión realistas de un Smart TV, especialmente los ángulos de visión verticales.

Oferta de Smart TV

 

3. Tecnologías de paneles

Hay dos tipos de tecnología de TV que debés comprender: LCD y OLED. Y hay un par de variaciones importantes en el lado de la pantalla LCD. 

  • Televisores LCD / LED

Un punto clave a considerar si decides comprar un televisor LCD es cómo se ilumina el panel LCD, ya que esto puede tener un gran impacto en el contraste que la pantalla es capaz de hacer. 

Algunos usan luces montadas en el borde de la pantalla que lo atraviesan (también conocido como paneles iluminados por el borde), mientras que otros usan luces montadas directamente detrás de la pantalla. 

En términos generales, los televisores con luces detrás de la pantalla ofrecen un mejor contraste que los modelos con iluminación lateral. Pero estos modelos generalmente no cuentan con diseños tan delgados, tienden a costar más y, a menudo, consumen más energía.

Una última opción a considerar con los televisores LCD es la atenuación local. Esta característica sofisticada permite que un televisor emita diferentes cantidades de luz desde diferentes secciones de su borde o matrices de iluminación directa, y puede mejorar drásticamente el contraste.

Los televisores LCD / LED utilizan paneles de píxeles de cristal líquido iluminados por fuentes de luz externas. Los cristales líquidos giran para dejar pasar la cantidad de luz necesaria para iluminar las imágenes correctamente, con filtros externos que crean color. 

La principal ventaja de los televisores LCD es el brillo, la asequibilidad y la durabilidad. Sus principales desventajas son los ángulos de visión limitados y las dificultades para controlar la luz en la imagen debido al uso de fuentes de luz externas.

Hay dos tipos de panel LCD: IPS y VA. Los tipos de IPS están fabricados principalmente por LG Display y aparecen en todos los televisores LCD de LG, además de algunos modelos (generalmente asequibles) de otras marcas también. Los paneles VA se utilizan más ampliamente y están fabricados por una variedad de fabricantes. 

Los paneles IPS ofrecen ángulos de visión ligeramente más amplios que los paneles VA, pero luchan contra el contraste. Los paneles VA hasta este punto presentan ángulos de visión más estrechos, pero generalmente producen un contraste mucho mejor.

  • Quantum Dot (QLED)

Algunos televisores LCD (generalmente de gama alta) utilizan la tecnología Quantum Dot para ofrecer rangos de color más amplios que los que puede obtener con los paneles LCD normales. 

Los puntos cuánticos son partículas diminutas que varían de dos a 10 nanómetros de tamaño, y cada tamaño es capaz de emitir un color diferente. Su uso permite a los fabricantes de televisores LCD evitar los filtros de color y la retroiluminación LED blanca, dos cosas que suelen limitar el rendimiento del color de un televisor LCD.

Samsung es el mayor defensor de la tecnología Quantum Dot. Sus modelos QLED utilizan un nuevo tipo de Quantum Dot recubierto de metal que puede producir una gama de colores mucho más amplia, más brillo y un ángulo de visión más amplio que los Quantum Dots tradicionales. Sin embargo, los televisores de puntos cuánticos son generalmente mucho más caros que los televisores LCD normales.

Existen alternativas a los Quantum Dots cuando se trata de ampliar la gama de colores. Algunos televisores, incluidos los modelos Triluminos de Sony, utilizan fósforos de amplio rango. 

Mientras tanto, LG utilizará Nano Cells en sus televisores LCD de gama alta. Estas alternativas a la tecnología Quantum Dot utilizan puntos del mismo tamaño de solo un nanómetro de ancho junto con filtros de color normales, una combinación que, según LG, permite que sus televisores Super UHD ofrezcan un mejor contraste y colores más equilibrados.

  • Televisores OLED

Los televisores OLED utilizan un sistema de fósforos orgánicos en píxeles autoemisores para permitir que cada píxel genere su propia luz, completamente independiente de sus vecinos. Esto permite un contraste y una precisión de luz muy superiores a los que puede obtener incluso con el televisor LCD más avanzado. 

También significa que los televisores OLED se pueden ver desde ángulos de visión mucho más amplios que los televisores LCD sin reducción de color o contraste. Estas características han hecho que OLED sea popular entre muchos fanáticos de AV.

Sin embargo, existen problemas con los televisores OLED. Primero, aunque los precios han bajado en los últimos años, siguen siendo sustancialmente más caros que los televisores LCD típicos (aunque algunos son ahora más baratos que los televisores LCD de gama alta). 

En segundo lugar, los televisores OLED actualmente no pueden ser tan brillantes como los televisores LCD, algo que podría convertirse en un problema con el contenido HDR. 

Finalmente, históricamente ha habido problemas con la vida útil y la retención de la imagen (donde los elementos brillantes de la imagen pueden “quemarse” en los fósforos de la pantalla si se dejan encendidos durante demasiado tiempo). 

Sin embargo, LG, el principal fabricante de pantallas OLED, afirma haber solucionado estos problemas de retención de imagen / vida útil, y recientemente no hemos visto ninguna evidencia que pueda contrarrestar esas afirmaciones.

4. Resolución y HDR

Hay dos resoluciones para elegir en este momento: Ultra HD (también conocida como 4K) y HD

Los televisores Ultra HD tienen 3840 x 2160 píxeles, mientras que los televisores HD tienen 1920 x 1080 píxeles. Esto significa que los televisores Ultra HD tienen cuatro veces más píxeles que los HD, por lo que pueden ofrecer imágenes con mucha más resolución. 

Con las fuentes nativas 4K comenzando a volverse más comunes ahora y los precios de los televisores 4K cayendo en picado, generalmente recomendamos que compren un televisor 4K incluso si no tenés acceso a contenido 4K, especialmente si estás mirando un televisor de 50 pulgadas o más. 

Si bien ahora recomendamos 4K para un televisor principal de la sala de estar, los televisores HD pueden ser una buena opción para las segundas pantallas.

Pero, ¿Qué pasa con HDR? Los televisores de alto rango dinámico (HDR) pueden producir imágenes que contienen mucho más brillo y contraste que los televisores normales, siempre que reciban contenido HDR que contenga estos datos de luminancia adicionales. 

Todos los televisores HDR actuales también admiten espectros de color más amplios (a menudo descritos como una amplia gama de colores, o WCG, lo que significa esencialmente eso) que la mayoría de los televisores que no son HDR, lo cual es útil, ya que prácticamente todo el contenido HDR también contiene datos de imagen de amplio espectro de colores.

Mejores Smart TV

 

5. Conexiones y puertos

En estos días, las principales conexiones que debés buscar son HDMI, puertos USB y soporte multimedia. 

Con los HDMI, hablando del número, intenta obtener al menos tres. En cuanto a las especificaciones, con los televisores 4K, intenta obtener un televisor con v2.0 HDMI 2.0 en lugar de v1.4 HDMI,  para garantizar la más amplia compatibilidad con los equipos fuente actuales y futuros. Para estar preparado para el futuro para contenido 8K o asegurarte de que tengas juegos 4K a altas velocidades de cuadro (120Hz), también querrás al menos un puerto HDMI 2.1.

Los puertos USB son útiles tanto para reproducir multimedia (especialmente fotos y videos) almacenados en unidades USB como, con algunos televisores, para grabar desde los sintonizadores del televisor en un disco duro USB adjunto. Busca al menos dos, e idealmente tres puertos USB.

La mayoría de los televisores ahora tienen puertos Ethernet y Wi-Fi integrados para que puedas conectarlos a Internet. Además, algunos televisores también admiten la comunicación Bluetooth con dispositivos externos.

6. Altavoces y sonido

La calidad de sonido de los televisores planos puede variar enormemente. Entonces, si no tenés la intención de usar algún tipo de sistema de sonido externo, esto es algo a lo que debés prestar atención.

La mayoría de las marcas citan una cantidad de vatios de potencia para sus sistemas de altavoces de TV, pero esto rara vez es útil para decidir cómo es probable que suene un televisor. 

En su lugar, mira, por ejemplo, cuántos parlantes tiene un televisor y la configuración de esos altavoces. 

Otro problema de audio es que por la  falta de espacio disponible para los parlantes en televisores delgados suelen dirigir el sonido hacia abajo, lo que puede provocar un sonido indirecto y amortiguado. Los televisores que logran proporcionar parlantes de encendido hacia adelante tienden a sonar mucho más limpios y potentes.

Últimamente, algunos televisores incluso han ido tan lejos como para enviar barras de sonido que cuelgan sus parlantes de su borde inferior o se colocan por separado debajo del marco de la pantalla principal.

7. Plataforma de Smart TV

Casi todos los televisores en estos días se pueden agregar a su red de banda ancha para permitir el uso de funciones on line o, en algunos casos, acceder a archivos multimedia almacenados en otros dispositivos: teléfonos móviles, tablets o computadoras. 

Esto suena muy bien, pero en realidad, la calidad y la utilidad de estas funciones “inteligentes” pueden variar enormemente.

En términos generales, si tenés varios dispositivos inteligentes personales en tu hogar, vale la pena buscar televisores que puedan acceder al contenido de estos dispositivos, incluso a través de Bluetooth y Wi-Fi.

En lo que respecta a las funciones on line, no te dejes seducir por la cantidad de aplicaciones. La gran mayoría de las aplicaciones de TV son prácticamente inútiles y simplemente saturan la interfaz inteligente. 

La calidad de la aplicación es mucho más importante. De hecho, para muchos hogares, las únicas funciones on line  que realmente importan son los servicios de streaming / actualización on line. Especialmente Amazon Prime, Netflix y los servicios de actualización para las emisoras de tu región.

Finalmente, la simplicidad de una interfaz de TV inteligente juega un papel clave en cuánto puede usarla.

8. Brillo

La falta de brillo es un problema particularmente común con televisores relativamente pequeños. Sin embargo, también se ha convertido recientemente en un gran problema para el mercado de la pantalla grande con la llegada de la tecnología de alto rango dinámico. 

Sin suficiente brillo, un televisor no producirá bien el blanco brillante y los reflejos de color que son tan importantes para una imagen HDR exitosa. Se verán descoloridos, planos y sin detalles, como si hubieran sido blanqueados con detalles en tonos de color.

Los televisores que no son lo suficientemente brillantes para HDR también crearán imágenes HDR que dejan las partes oscuras de la imagen con un aspecto demasiado dominante.

Una buena prueba del brillo HDR de un televisor es hacer una toma en la pantalla que muestre un objeto oscuro con muchos detalles en primer plano sobre un fondo brillante. Con los televisores que luchan por obtener brillo, el objeto oscuro puede perder todos sus matices y detalles sutiles, por lo que parece una silueta.

Sin embargo, como nota al margen, ten en cuenta que los televisores que se destacan por el brillo pueden tener más dificultades que los televisores de menor brillo en lo que respecta al nivel de negro, el contraste y la estabilidad de la retroiluminación.

En otras palabras, no asumas que sólo con mucho brillo tendrás buena calidad de imagen; considera los problemas de brillo y contraste como un acto de equilibrio.

Smart TV al mejor precio

 

9. Ángulos de visión

Lo bien que se puede ver un televisor desde un ángulo puede ser un gran problema en muchas salas de estar. 

Para verificar esto en un televisor que te interese, pause una imagen en la pantalla que contenga un objeto brillante, idealmente colorido contra un fondo oscuro, y empeza a caminar alrededor de él desde el lado opuesto hacia abajo mientras buscas lo siguiente:

  • Grisáceo significativo sobre partes de la imagen que se ven negras cuando se miran de frente
  • Los colores pierden vitalidad
  • El aumento de la aparición de nubes, rayas o halos a contraluz.

Una vez que uno o más de estos problemas se vuelvan obvios que distraigan la atención, observa aproximadamente el ángulo desde el que estás mirando la pantalla y aplícalo a las posiciones de los asientos de tu sala de estar.

10. Movimiento

Los televisores pueden sufrir dos problemas de movimiento: vibración y desenfoque. 

Encontrarás ambos, idealmente con contenido de 60Hz (juego de consola), contenido de 50Hz (transmisión) y 24Hz (Blu-rays, UHD Blu-rays). 

¿Las panorámicas de la cámara tiemblan? ¿Los objetos que se mueven rápidamente se ven borrosos, sin detalles o incluso dejan un rastro de manchas detrás de ellos? ¿Ves “congelamientos” momentáneos durante las escenas de acción? ¿Las líneas verticales de la imagen se ‘duplican’ durante las panorámicas de la cámara?

La mayoría de los televisores ofrecen algún tipo de procesamiento de movimiento para contrarrestar el desenfoque y los problemas de vibración.

Sin embargo, estos sistemas de procesamiento pueden causar sus propios problemas, específicamente halos brillantes alrededor de objetos en movimiento, parpadeo sobre áreas de movimiento realmente rápido y una tendencia a suavizar tanto la vibración como las imágenes, especialmente las imágenes de películas de 24 fotogramas por segundo.

Ten en cuenta que la mayoría de los televisores ofrecen diferentes “puntos fuertes” de procesamiento de movimiento, así que intenta ajustar la configuración para tener una idea más completa del rendimiento de movimiento de un televisor.

Máquina para cortar pelo de perro: cuál elegir, pro y contras
afeitadora para perro

Los perros son un compañero ideal para la vida cotidiana pero algunas razas necesitan un mantenimiento de su pelaje no Read more

Impresora 3D: que es, como funciona, mejores modelos y precios (2022)

¿Sos de los que le gustaría crear objetos tridimensionales de una manera más fácil y rápida? Hoy en día todo Read more

Mejores notebooks para diseñadores: 7 modelos para profesionales del diseño
mejores notebooks para diseño

Sos diseñador o diseñadora. Un día como todos en tu computadora: muchas pestañas abiertas, 4 programas de Adobe mientras renderizás Read more